sábado, 23 de febrero de 2013

Artificios del mago VI: Invocaciones y Evocaciones

La magia gutural se realiza propiamente por medio de las invocaciones y evocaciones. Ambos términos proceden originalmente del latín vox "voz", cuya raíz es wek- (hablar). De aquí partió el derivado latino voco "llamar, vocear", así Evocar proviene del latín evocare "hacer salir llamando", mientras que invocar del latín invocare "llamar a un lugar". Dichas llamadas pueden realizarse con cualquier sonido producido a través de las cuerdas vocales.




Invocar no es lo mismo que evocar. El que invoca a los espíritus recita ciertas fórmulas mágicas para conseguir de ellos protección y apoyo en sus necesidades o bien les requiere ayuda en la realización de un propósito cualquiera, cuya realización espera conseguir sin necesidad de que los espíritus se manifiesten visiblemente.



En cambio, el evocador es más audaz; quiere hallarse frente a frente con las entidades espirituales para pedirles, o mejor dicho, para mandarles le obedezcan en tal o cual empresa. Naturalmente, el mago al celebrar una evocación conoce a fondo el terrible valor de las palabras que pronuncia en su peligrosa ceremonia.





Temerario sería el que se lanzase a semejante empresa sin haber estudiado antes con la debida atención los preceptos de la magia evocatoria. El mago evocador, además de conocer las facultades y poderes de los espíritus, debe poseer una presencia de ánimo a toda prueba, un valor y una serenidad tales que no debe inmutarse ante ningún peligro.





La ceremonia suele realizarse en un día y hora concretos. Las evocaciones requieren de antemano que el mago esté dentro de un círculo, el cual incluye caracteres mágicos u otros signos y dibujos apropiados. Estar en su interior protege al evocador de la entidad que pretende convocar.
  



Finalmente se recita un conjuro en voz alta para forzar al espíritu a aparecer. Tras esto el mago le ordena a la entidad que le conceda un favor u objeto, teniendo siempre cuidado de no tocarse mutuamente. Algunos grimorios contienen todas las indicaciones necesarias para realizar apropiadamente evocaciones, se trata de un proceso complejo en el cual nada debe fallar.




2 comentarios:

Rolando Angeloandrea Justo Gonzalez dijo...

Yo creo que confundes términos, esas dos definiciones que has dado son de evocar, no de invocar, invocar es llamar a seres que viven dentro de ti a esta realidad... Seres que incluso puedes diseñar y crear, haciendo tu de puerta desde allá hasta acá

El Tormenta dijo...

Me gustaría que fueses más explícito. ¿En qué se basa tu razonamiento? Comprenderás que para corregir un posible error necesito algo más que una opinión personal.