lunes, 2 de julio de 2012

La Bestia


Esta entrada está dedicada a la Bestia del Apocalipsis de Juan, escrito a finales del s.I d.C. Trataré de desenmascarar a tan temible fiera a medida que vaya apareciendo en el texto. Las conclusiones son absolutamente personales, aunque razonadas y explicadas con detalle. Fue el Apocalipsis un libro que resultó difícil de aceptar como canónico a los padres de la Iglesia. Recomiendo la lectura de la entrada "Satán" antes de continuar leyendo.

Apocalipsis 11,7: Pero cuando hayan terminado de dar testimonio, la Bestia que surja del Abismo les hará la guerra, los vencerá y los matará.

Es esta la primera mención de la Bestia. La frase se refiere a dos profetas que mandó el Demiurgo a la ciudad santa, más tarde serán resucitados para terminar ascendiendo al cielo ante la mirada de sus enemigos.

Apocalipsis 13

Y vi surgir del mar una Bestia que tenía diez cuernos y siete cabezas, y en sus cuernos diez diademas, y en sus cabezas títulos blasfemos. La Bestia que vi se parecía a un leopardo, con las patas como de oso, y las fauces como fauces de león: y el Dragón le dio su poder y su trono y gran poderío. Una de sus cabezas parecía herida de muerte, pero su llaga mortal se le curó; entonces la tierra entera siguió maravillada a la Bestia.


Entre los antiguos la bestia simbolizaba una fuerza irracional, incontrolable y tremendamente dañina para el que se tope con ella. En los mitos solamente los heroes más poderosos son capaces de hacerle frente y derrotarla. El dragón es claramente Satán "el enemigo", el cual es el amo de la Bestia. La usa para destruir al hombre, pues ese es el objetivo principal del enemigo. La Bestia tiene un poder tan atroz que causa admiración a muchos. La Bestia ha sido coronada, pero en realidad se trata tan solo de una marioneta.

Y se postraron ante el Dragón, porque había dado el poderío a la Bestia , y se postraron ante la Bestia diciendo: «¿Quién como la Bestia? ¿Y quién puede luchar contra ella?» Le fue dada una boca que profería grandezas y blasfemias, y se le dio poder de actuar durante 42 meses; y ella abrió su boca para blasfemar contra Dios: para blasfemar de su nombre y de su morada y de los que moran en el cielo. Se le concedió hacer la guerra a los santos y vencerlos; se le concedió poderío sobre toda raza, pueblo, lengua y nación.Y la adorarán todos los habitantes de la tierra cuyo nombre no está inscrito, desde la creación del mundo, en el libro de la vida del Cordero degollado. El que tenga oídos, oiga.

La Bestia es capaz de devorar a naciones enteras a la misma vez que es adorada como un dios. Dato importante.

«El que a la cárcel, a la cárcel ha de ir; el que ha de morir a espada, a espada ha de morir». Aquí se requiere la paciencia y la fe de los santos.Vi luego otra Bestia que surgía de la tierra y tenía dos cuernos como de cordero, pero hablaba como una serpiente. Ejerce todo el poder de la primera Bestia en servicio de ésta, haciendo que la tierra y sus habitantes adoren a la primera Bestia, cuya herida mortal había sido curada. Realiza grandes señales, hasta hacer bajar ante la gente fuego del cielo a la tierra; y seduce a los habitantes de la tierra con las señales que le ha sido concedido obrar al servicio de la Bestia, diciendo a los habitantes de la tierra que hagan una imagen en honor de la Bestia que, teniendo la herida de la espada, revivió. Se le concedió infundir el aliento a la imagen de la Bestia, de suerte que pudiera incluso hablar la imagen de la Bestia y hacer que fueran exterminados cuantos no adoraran la imagen de la Bestia.

La Bestia es dañada de algún modo y requiere la ayuda de otra a su servicio. Como venganza, la segunda Bestia fuerza a toda la humanidad a adorar a la primera o sucumbir ante ella.

Y hace que todos, pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y esclavos, se hagan una marca en la mano derecha o en la frente, y que nadie pueda comprar nada ni vender, sino el que lleve la marca con el nombre de la Bestia o con la cifra de su nombre. ¡Aquí está la sabiduría! Que el inteligente calcule la cifra de la Bestia; pues es la cifra de un hombre. Su cifra es 666.

En el Apocalipsis es nombrado con frecuencia el número siete, que simboliza la plenitud (siete trompetas, siete truenos, siete estrellas, etc). Por el contrario, el seis significa la impotencia de alcanzar la plenitud. La Bestia es insaciable y tiene una estrecha relación con los números.

Apocalipsis 14, 9-11

Un tercer Ángel les siguió, diciendo con fuerte voz: «Si alguno adora a la Bestia y a su imagen, y acepta la marca en su frente o en su mano, tendrá que beber también del vino del furor de Dios, que está preparado, puro, en la copa de su cólera. Será atormentado con fuego y azufre, delante de los santos Ángeles y delante del Cordero.Y la humareda de su tormento se eleva por los siglos de los siglos; no hay reposo, ni de día ni de noche, para los que adoran a la Bestia y a su imagen, ni para el que acepta la marca de su nombre.»

Los que se plieguen o colaboren con ella para lograr sus fines serán hallados culpables de complicidad.

Apocalipsis 15, 2

Y vi también como un mar de cristal mezclado de fuego, y a los que habían triunfado de la Bestia y de su imagen y de la cifra de su nombre, de pie junto al mar de cristal, llevando las cítaras de Dios.

La Bestia es evitada por los fieles, la cifra es revelada a todos ellos.

Apocalipsis 16, 1-2

Y oí una fuerte voz que desde el Santuario decía a los siete Ángeles: «Id y derramad sobre la tierra las siete copas del furor de Dios.» El primero fue y derramó su copa sobre la tierra; y sobrevino una úlcera maligna y perniciosa a los hombres que llevaban la marca de la Bestia y adoraban su imagen.

Llega el primer castigo para los pecadores.

10-14

El quinto derramó su copa sobre el trono de la Bestia; y quedó su reino en tinieblas y los hombres se mordían la lengua de dolor. No obstante, blasfemaron del Dios del cielo por sus dolores y por sus llagas, y no se arrepintieron de sus obras. El sexto derramó su copa sobre el gran río Eufrates; y sus aguas se secaron para preparar el camino a los reyes del Oriente.Y vi que de la boca del Dragón, de la boca de la Bestia y de la boca del falso profeta, salían tres espíritus inmundos como ranas. Son espíritus de demonios, que realizan señales y van donde los reyes de todo el mundo para convocarlos a la gran batalla del Gran Día del Dios Todopoderoso.

La batalla comienza contra la Bestia, Satán, el falso profeta y sus más acérrimos seguidores.

Apocalipsis 19, 19-21.

Vi entonces a la Bestia y a los reyes de la tierra con sus ejércitos reunidos para entablar combate contra el que iba montado en el caballo y contra su ejército. Pero la Bestia fue capturada, y con ella el falso profeta - el que había realizado al servicio de la Bestia las señales con que seducía a los que habían aceptado la marca de la Bestia y a los que adoraban su imagen - los dos fueron arrojados vivos al lago del fuego que arde con azufre. Los demás fueron exterminados por la espada que sale de la boca del que monta el caballo, y todas las aves se hartaron de sus carnes.»

A pesar de los esfuerzos de la Bestia y sus secuaces, terminan perdiendo la lucha. La Bestia es aniquilada.

Apocalipsis 20

Luego vi a un Ángel que bajaba del cielo y tenía en su mano la llave del Abismo y una gran cadena. Dominó al Dragón, la Serpiente antigua - que es el Diablo y Satanás - y lo encadenó por mil años. Lo arrojó al Abismo, lo encerró y puso encima los sellos, para que no seduzca más a las naciones hasta que se cumplan los mil años. Después tiene que ser soltado por poco tiempo. Luego vi unos tronos, y se sentaron en ellos, y se les dio el poder de juzgar; vi también las almas de los que fueron decapitados por el testimonio de Jesús y la Palabra de Dios, y a todos los que no adoraron a la Bestia ni a su imagen, y no aceptaron la marca en su frente o en su mano; revivieron y reinaron con Cristo mil años. Los demás muertos no revivieron hasta que se acabaron los mil años. Es la primera resurrección. Dichoso y santo el que participa en la primera resurrección; la segunda muerte no tiene poder sobre éstos, sino que serán Sacerdotes de Dios y de Cristo y reinarán con él mil años.

Satanás es capturado y a continuación comienza el Juicio Final:

Cuando se terminen los mil años, será Satanás soltado de su prisión y saldrá a seducir a las naciones de los cuatro extremos de la tierra, a Gog y a Magog, y a reunirlos para la guerra, numerosos como la arena del mar. Subieron por toda la anchura de la tierra y cercaron el campamento de los santos y de la Ciudad amada. Pero bajó fuego del cielo y los devoró. Y el Diablo, su seductor, fue arrojado al lago de fuego y azufre, donde están también la Bestia y el falso profeta, y serán atormentados día y noche por los siglos de los siglos. Luego vi un gran trono blanco, y al que estaba sentado sobre él. El cielo y la tierra huyeron de su presencia sin dejar rastro. Y vi a los muertos, grandes y pequeños, de pie delante del trono; fueron abiertos unos libros, y luego se abrió otro libro, que es el de la vida; y los muertos fueron juzgados según lo escrito en los libros, conforme a sus obras. Y el mar devolvió los muertos que guardaba, la Muerte y el Hades devolvieron los muertos que guardaban, y cada uno fue juzgado según sus obras. La Muerte y el Hades fueron arrojados al lago de fuego - este lago de fuego es la muerte segunda - y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue arrojado al lago de fuego.

Conclusiones: Solo he hallado una cosa tan insaciable y terrible para el género humano como la Bestia: Me refiero a la usura. La usura es condenada en varios pasajes bíblicos.

Levítico 25, 36-37:

No tomarás de tu hermano interés ni usura, antes bien teme a tu Dios y deja vivir a tu hermano junto a ti. No le darás por interés tu dinero ni le darás tus víveres a usura.

Salmo 15, 1-5

Yahveh, ¿quién morará en tu tienda?, ¿quién habitará en tu santo monte? El que ando sin tacha, y obra la justicia; que dice la verdad de corazón, y no calumnia con su lengua; que no daña a su hermano, ni hace agravio a su prójimo; con menosprecio mira al réprobo, mas honra a los que temen a Yahveh; que jura en su perjuicio y no retracta, no presta a usura su dinero, ni acepta soborno en daño de inocente. Quien obra así jamás vacilará.

Proverbios 28, 8:

El que aumenta su riqueza por usura e interés, la amontona para el que se compadece de los pobres.

Ezequiel 18, 5-8

El que es justo y practica el derecho y la justicia, no come en los montes ni alza sus ojos a las basuras de la casa de Israel, no contamina a la mujer de su prójimo, ni se acerca a una mujer durante su impureza, no oprime a nadie, devuelve la prenda de una deuda, no comete rapiñas, da su pan al hambriento y viste al desnudo, no presta con usura ni cobra intereses, aparta su mano de la injusticia, dicta un juicio honrado entre hombre y hombre.

Sin embargo, en el Pentateuco (que se corresponde con la Torá judaica), la usura puede ser beneficiosa según a quien se aplique. Deuteronomio 15, 6-11:

Sí, Yahveh tu Dios te bendecirá como te ha dicho: prestarás a naciones numerosas, y tú no pedirás prestado, dominarás a naciones numerosas, y a ti no te dominarán. Si hay junto a ti algún pobre de entre tus hermanos, en alguna de las ciudades de tu tierra que Yahveh tu Dios te da, no endurecerás tu corazón ni cerrarás tu mano a tu hermano pobre, sino que le abrirás tu mano y le prestarás lo que necesite para remediar su indigencia. Cuida de no abrigar en tu corazón estos perversos pensamientos: «Ya pronto llega el año séptimo, el año de la remisión», para mirar con malos ojos a tu hermano pobre y no darle nada; él apelaría a Yahveh contra ti y te cargarías con un pecado. Cuando le des algo, se lo has de dar de buena gana, que por esta acción te bendecirá Yahveh, tu Dios en todas tus obras y en todas tus empresas. Pues no faltarán pobres en esta tierra; por eso te doy yo este mandamiento: debes abrir tu mano a tu hermano, a aquel de los tuyos que es indigente y pobre en tu tierra.

Una mano, digamos poco angelical, destaca que la usura entre los judíos es pecado, no así si se aplica a los no judíos. Este pasaje (sin duda manipulado) sirvió como excusa en adelante a muchos judíos para practicar la usura entre los gentiles, de ahí la animosidad que han sentido aquellos que convivieron con ellos. Yavé se convirtió en propiedad privada. El Corán condena taxativamente la usura e indica que algunos judíos trastocaron las Escrituras Sagradas para beneficio propio. Satán se halla en la letra pequeña. Debido a su costumbre de prestar con bajo interés a la nobleza y con alto interés (a menudo al 100%) al ciudadano común, fueron perseguidos con saña y expulsados de media Europa. Recomiendo la lectura de la entrada "Los judíos en la España medieval". La usura es inmoral pues causa pobreza en una sociedad aparte de ser pecado en todas las religiones. Por si fuera poco la palabra "usura" comparte raíz etimológica con "usurpar" y "robar" (raíz reup- "arrebatar").

Con el paso de los siglos la usura se ha ido sofisticando enormemente. El máximo desarrollo de esta abominación se encuentra en lo que hoy llamamos "los mercados". Pocas naciones escapan a la Bestia, principal causante de la pobreza mundial. Es además alabada y secundada principalmente por individuos de dudosa moralidad: banqueros, políticos y no pocos periodistas. No sería de extrañar que hoy día un potente superordenador, por medio de derivados y ecuaciones, controlase los mercados y las deudas de las naciones de modo férreo. Los "malos chicos" que no puedan pagar serán castigados por esta maquinita infernal. Es probablemente a esta especie de dios computerizado al que se refiere el Apocalipsis.

La voracidad del engendro es imparable y aquellos que la manejan están ansiosos de conquistar países para alimentarla. Recuérdese Libia o Irak entre otros. Actualmente pretenden que caiga en su órbita Siria, como trampolín hacia Irán. Es "enternecedor" el énfasis que aparentan para ayudar a al pueblo sirio (con la necesitada África no parecen tan cariñosos) entrometiéndose en la política interna de un país que se encuentra en una guerra civil. ¿Causada por quien? Por los esclavos humanos de la maquinita. El odio y las mentiras que fomentan hacia todo lo que sea islámico es repugnante. ¿No será que la usura está mal vista en el Corán y en los países musulmanes? Allí los bancos están mucho más controlados que en occidente.

Fomentar el terrorismo ha sido una de sus bazas principales para expandirse a nivel mundial. Inventarse un malo de la película (recuérdese Bin Laden y su milagrosa resurección posterior) para justificar sus atrocidades les ha sido bastante beneficioso. En cuanto a ETA (banda terrorista vasca), parece que la clase política española no está interesada en acabar con ella, pues cada vez que está arrinconada emerge como el ave Fénix. Y eso por no hablar de los ataques de falsa bandera, la descarada financiación de mercenarios (Alqaida) para apoyar sus guerras o atentados y un largo etcétera. 

La Bestia tiene siete cabezas, ¿se referirá al G-7 o países más industrializados del mundo cuyo peso político, económico y militar es muy relevante a escala global? Una máquina solo sabe de cálculos, así que necesita ser dirigida por alguien. La pertenencia al G-7 no se basa en un criterio único, ya que no son ni los siete países más industrializados, ni los de mayor renta per cápita ni aquellos con un mayor Producto Interior Bruto. En todo caso, la pertenencia no sigue criterios democráticos mundiales, como sería deseable para los que comparten esta ideología. Son ellos los paladines de la globalización. Los que confían en las bondades de "los mercados" solo pueden ser ignorantes o mercaderes. El objeto de los mercados es el intercambio de productos y no la dominación del ser humano. Afortunadamente muchos están ya cayéndose del guindo.

Con respecto a Satán, no me cabe duda hace alusión al hombre satánico: el millonario y enfermo de avaricia que se vale de la Bestia (la usura) para enriquecerse. Son en realidad sociópatas, o sea, contendientes del hombre, tan enemigos como Satán.  Si alguien o algo no para a la Bestia terminará por devorarnos a todos, y ya está empezando a hacerlo. La máquina infernal esclaviza al hombre, pero las máquinas tienen un talón de Aquiles.  ¿Qué ocurriría si se desconectara? ¿Y si un virus la averiase desde el disco duro? Apostaría a que el nombre (o modelo) del ordenador de marras es 666.